Mi padre, Sun Hai-yun, es también mi maestro. Para mí, mi padre es una realidad comparable al sol, al cielo. Como maestro de Chi-kung mi padre ha rescatado el modo de entrenamiento y la teoría del chi-kung de China durante más de 2000 años y los ha sistematizado en el camino que propone del Wubaomen chi-kung. Además, sus ens eñanzas no se limitan al chi-kung sino que encierran toda la sabiduría y todos los modos de proceder referentes al ser humano. Por eso, yo aprendo de él la teoría y el modo de practicar los ejercicios de chi-kung, así como diversas formas de curación. Además sigo aprendiendo cómo amar a los demás, sigo aprendiendo a dar prioridad al otro, a situarme con humildad ante los otros, a vivir sin derrochar, a enfrentarme a los problemas tal como vienen adaptándome como lo hace el agua, aprendiendo la actitud de transmitir abiertamente a todos la sabiduría y las técnicas que poseo sin guardármelas para mí. He aprendido de mi padre cómo desarrollarme como ser humano en la recta dirección. Precisamente porque he podido desarrollarme de esta manera, he conseguido tener un cuerpo sano y un espíritu tranquilo, y he podido llegar a percibir la realidad del chi y el estado de salud de las personas, así como llegar a curar enfermedades y controlar el chi. Y no sólo eso, el proseguir en este camino me ha aportado experiencias como haber visto a Dios, a Jesús, a María, y a los xianren, considerados en China de cuerpo inmortal.

Enlace para comprar este libro en la casa del libro de Madrid:

http://www.casadellibro.com/libro-wubaomen-chi-kung-el-abc-del-chi-kung-antigua-sabiduria-para-la-vida-diaria/9788493408015/1082703

Share This